Avanza Sta. Lucía sin tener estudios

El aeropuerto internacional de Santa Lucía empezó a construirse desde octubre pasado, pero los estudios de aeronavegabilidad, que debieron estar antes de iniciar las obras, no van ni a la mitad.

Mientras el avance físico era de 19.3 por ciento al 10 de junio pasado, el de estudios aéreos era de apenas el 45 por ciento, revela el Segundo Informe de Gobierno.

Los estudios de aeronavegabilidad definen la capacidad del espacio aéreo, cuántas aeronaves pueden aterrizar y despegar en determinado periodo, el total de pistas posibles, si hay obstáculos para los vuelos y si puede operar en armonía con el AICM por ser una obra complementaria, explicó Rogelio Rodríguez, miembro de la Asociación Mexicana de Abogados en Derecho Aéreo y Espacial.

«(Los estudios) son absolutamente necesarios y es riesgoso (no tenerlos completos) porque si se encuentra algo que no vaya de conformidad con la aeronavegabilidad (…) se habrá construido un aeropuerto que no cumple sus fines», dijo.