Reencuentro familiar en Guamúchil: Desapareció por 30 años y fue encontrada en redes sociales

 La ciudad de Guamúchil fue escenario de una gran historia de reencuentro familiar en la cual dos hermanas que fueron separadas por su propia madre biológica, misma que se  encargó de romper toda comunicación entre ellas,  pero ambas se encontraron 30 años después gracias a las redes sociales. 

Tuvieron que pasar treinta años para que esto fuera posible. Las que fueron unas niñas inocentes e indefensas hoy en día son unas grandes mujeres que buscaron la forma de salir adelante pese a todas las adversidades que el destino les puso frente a su camino.

“Una señora llegó a la casa de mis papás con dos niñas, una de siete años y otra de un año. La mamá de ellas trabaja y le pidió a mi mamá que le cuidara a las niñas y que le iba a pagar, y por un tiempo sí cumplió con su palabra, pero después llegó, y con mentiras se llevó a la más pequeña de sus hijas, que se llama Angélica Núñez Martínez, y jamás volvimos a saber de la señora. De este hecho ya han pasado treinta años”, citó.

Gracias a las redes sociales y a la perseverancia fue posible que esta familia que se había fracturado por las mala decisiones de una madre se volviera a reunir después de tantos años de no saber nada una de la otra.

“Nosotros solamente teníamos los datos de la hija más pequeña, de Angélica Núñez Martínez, y nosotros le decíamos a nuestra hermana Victoria Favela Encines, quien se quedó con nosotros, que buscara a su familia para que supiera de ellos y sobre todo de su hermana, pero ella tenía poca esperanza, hasta que un día se decidió y juntas decidimos hacer una cuenta de Facebook y poner la foto de su mamá para que quien la conociera pudiera dar informes, pero eso no resultó. 

Más tarde busco el nombre completo de su hermana en la misma red social, y fue ahí donde logró ver a una mujer que tenía mucho parecido a su mamá, pero esa cuenta estaba inactiva desde el 2017, y perdió la esperanza, pero antes de rendirse le aconsejaron que buscara entre los amigos de ella, y al que contactaron pensando que sería algún conocido resultó ser un hermano de las dos, y se puso en contacto con él y le platicó la situación, y finalmente pudo comprobar que esa mujer que encontró era su hermana de sangre”, finalizó.