Secretario de Seguridad Pública de Cancún es dado de baja

Para el deslinde de responsabilidades de todo tipo, la presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, dio de baja al secretario de Seguridad Pública municipal, Eduardo Santa María, luego del zafarrancho registrado en Plaza de la Reforma al reprimir con el uso de armas de fuego una manifestación contra feminicidios que ciudadanos realizaban frente al Palacio Municipal y donde resultaron dos comunicadores heridos de bala.

Al tiempo que finca las respectivas denuncias penales por estos hechos, la Primer Autoridad Municipal refirió que al igual que el gobernador Carlos Joaquín González, ayer se reunió por la mañana con los representantes de los distintos colectivos que convocaron a la movilización ciudadana, en la que se acordó que no se usaría la fuerza pública en contra de los manifestantes.

Dijo que, incluso, a la una de la tarde de ayer convocó a reunión de su gabinete encargado de la Seguridad Pública en la que instruyó personalmente que no debía registrarse ningún hecho de violencia por parte de los elementos de la corporación policiaca, que se rige en sus operaciones bajo el Mando Único que coordina el gobierno del estado.

Por su parte, el gobernador Carlos Joaquín González, reprobó contundentemente los actos violentos en Cancún, y dijo que según la información con que cuenta, el director del la policía municipal, Eduardo Santa María Chávez, fue el que dio la orden de disparar al aire cuando la multitud ingresó a las oficinas y causaba daños materiales “con la finalidad de proteger la integridad de los servidores públicos que ahí laboraban”.