“Urge reactivar las casetas de vigilancia en Colima”: Claudia Yáñez

“Urge abrir las casetas de vigilancia o denominadas de policías que están abandonadas desde hace muchos años en colonias y parques de los municipios del estado, para que la población viva y duerma más tranquila por la ola de robos a las casas habitación, pues incluso en pleno día están robando y dejado hasta sin muebles a muchas familias”, señaló Claudia Yáñez Centeno, al anunciar que convocará a las instancias respectivas hasta logar que con toda la fuerza social colimense dejen de estar abandonadas.

La diputada federal Claudia Yáñez Centeno fue entrevistada tras participar en el diálogo de capacitación policial y de seguridad privada que impartió magistralmente Fernando Facio, especialista internacional en materia de seguridad y Director General del Instituto de Capacitación Especializado en Seguridad Pública y Privada.

Explicó que hace 15 años se instalaron en diversos puntos y municipios varias casetas policiales de vigilancia, (por lo menos 24 en la capital del estado y 7 en Villa de Álvarez), al paso del tiempo se fueron desvirtuando y convirtiendo en nidos o refugio de malvivientes y ahora están en su mayoría abandonadas, lo que representa un foco de inseguridad y lejos de reducirla, sólo la incrementa.

Indicó, asimismo, que es tiempo de hacer una revisión y un censo de las casetas de vigilancia que con miras a la prevención de delitos fueron construidas con recursos presupuestales y hoy están en condiciones deplorables, llenas de basura, con puertas y ventanas rotas, muros grafiteados, y en muchos casos utilizadas de resguardo por indigentes o malvivientes.

Es necesario –agregó-, reactivar acciones de prevención delictiva en las colonias con mayor índice de inseguridad, pues son instalaciones que deberían contar con presupuesto para su mantenimiento y donde debería haber presencia policial las 24 horas del día, y que no sólo brinden seguridad y tranquilidad a la gente, sino en donde también se dé orientación y asesoría sobre servicios policiales y denuncias de los ciudadanos, así como dar primeros auxilios con oxígeno por razón de la pandemia o en casos de emergencia médica con botiquines y personal de enfermería para casos extraordinarios en las colonias, incluso podrían asignarse pasantes de enfermería.

Añadió que ante el notorio incremento de la inseguridad, se debe identificar dichas casetas de vigilancia, para que se proceda a rehabilitarlas, dignificarlas, dotarlas del equipo mínimo necesario como es energía eléctrica, teléfono, equipo de cómputo y mobiliario para que sea una mini oficina digna de atención a los usuarios. Eso contribuiría a reducir problemas de robo a casa habitación, pandillerismo, drogadicción, y violencia intrafamiliar, que son algunas situaciones de mayor