Vaticano podrá despedir a empleados que rechacen vacunarse

ROMA (EUROPA PRESS).- El Estado de la Ciudad del Vaticano abrió la puerta para sancionar con despidos a aquellos empleados que rechacen vacunarse contra el covid-19, al subrayar que negarse «puede constituir un peligro también para las demás personas y aumentar seriamente el riesgo para la salud pública».

Lo anterior se desprende del decreto firmado por el cardenal Giuseppe Bertello, gobernador de la Ciudad del Vaticano, publicado este jueves.

Además, la nueva regulación de la campaña de vacunación contempla otras multas para todos aquellos que se salten otras medidas en vigor contra la pandemia en el territorio vaticano, que incluye la plaza de San Pedro, la Basílica y los Museos Vaticanos, pero también las embajadas de la Santa Sede en el extranjero.