Moody’s baja calificación de la refinería Deer Park tras anuncio de su compra por Pemex

La calificadora Moody’s rebajó este jueves, de Baa2 a Baa3, la calificación de la refinería Deer Park, ubicada en Texas, luego de que fue adquirida por Petróleos Mexicanos (Pemex) y además dejó abierta la posibilidad de una nueva revisión a la baja.La degradación de las calificaciones senior “no garantizadas” de Deer Park a Baa3 refleja la expectativa de la calificadora respecto a que la recuperación total en las ganancias de la compañía y su perfil de apalancamiento se extenderá “más allá de 2021”, señaló Moody’s.

LatinUsMoody’s baja calificación de la refinería Deer Park tras anuncio de su compra por PemexLatinusmayo 27, 2021Moody’s baja calificación a la refinería Deer Park de PemexFoto: Reuters.La calificadora Moody’s rebajó este jueves, de Baa2 a Baa3, la calificación de la refinería Deer Park, ubicada en Texas, luego de que fue adquirida por Petróleos Mexicanos (Pemex) y además dejó abierta la posibilidad de una nueva revisión a la baja.La degradación de las calificaciones senior “no garantizadas” de Deer Park a Baa3 refleja la expectativa de la calificadora respecto a que la recuperación total en las ganancias de la compañía y su perfil de apalancamiento se extenderá “más allá de 2021”, señaló Moody’s.Te recomendamos: Gobiernos débiles, razón para las malas calificaciones en mercados emergentes, asegura Fitch RatingsLa agencia también detalló que Shell Oil Company, que es una subsidiaria de Royal Dutch Shell, con una calificación de Aa2, vendió su participación del complejo a Pemex, que se mantiene en un perfil crediticio más débil (Ba2 negativo), el cual impulsará las futuras calificaciones de la refinería en Houston.Uno de los principales argumentos para reducir la calificación de la refinería fue que se prevé que Deer Park administrará sus necesidades de liquidez y refinanciamiento para 2021 con ingresos de los préstamos de los socios.Además, se incluye una línea de crédito renovable de corto plazo por 130 millones de dólares que vence el próximo mes de julio, según Moody’s.“En medio de la constante recuperación de los márgenes operativos en 2021, la empresa redujo el capex y obtuvo préstamos adicionales de los socios para financiar su generación de flujo de caja libre negativo en 2021”, indicó la calificadora de riesgo crediticio.Moody’s dijo que para su próxima evaluación revisará la nueva estructura de capital y las provisiones de liquidez tras el cierre de la venta, así como la política financiera de propiedad de Pemex y el apoyo otorgado por el gobierno de México.