Enrique Alfaro: “Evaluaré candidatura solo si he cumplido como gobernador”

En el Expansión Summit 2021, el gobernador de Jalisco dijo que será hasta dentro de tres años que piense en el tema, pues hacerlo antes “es profundamente irresponsable”.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dijo que será hasta dentro de tres años cuando evalúe si buscará o no una candidatura a la Presidencia de la República, pues hacerlo antes sería “profundamente irresponsable”.

“Lo haré solo si he cumplido con mi responsabilidad como gobernador. Hacerlo antes me parece que es profundamente irresponsable”, dijo este jueves durante una entrevista como parte del Expansión Summit 2021.

Para el gobernador surgido de Movimiento Ciudadano (MC), quienes buscan desde ahora la candidatura presidencial responden a una dinámica impulsada desde la Presidencia de la República y que él no entiende.

“Adelantar tres años la sucesión me parece que es algo nunca antes visto y no me parece que sea algo positivo para el país”, advirtió.

Durante la entrevista sobre el tema “Inversión para la recuperación estatal”, Alfaro señaló que su mejor carta de presentación hacia el 2024 sería cumplir primero con las responsabilidades que tiene con los jaliscienses, como afirma que hizo cuando fue alcalde de Tlajomulco y de Guadalajara antes de competir por la gubernatura.

“Esa fue mi carta de presentación y me imagino que, si algún proyecto fuera así adelante, tendría que ser en esa premisa”, destacó. “No estoy en campaña, no estoy saliendo a visitar otros estados, no estoy organizando reuniones porque eso me parece que sería un error, que en medio estamos en una pandemia con la necesidad de reactivar la economía”, insistió.

Acerca de su relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en estos tres años de sexenio han tenido diferencias políticas serias, pero aseguró que su trato es institucional y respetuoso.

“En lo personal y como gobernador de Jalisco, no buscamos confrontarnos con el presidente. Insisto, tenemos serias diferencias en términos de cómo entendemos la política, de cómo vemos la circunstancia del país y, por supuesto, diferencias profundas de hacia dónde tenemos que caminar”, dijo.

“Ha sido una relación muy difícil, porque pareciera que la agenda y los pendientes de los estados están en un segundo plano, que hoy lo único que cuenta es lo que desde un escritorio desde la Ciudad de México se decide, y eso, me parece, es una apuesta equivocada”, insistió.

Los retos en seguridad

En materia de seguridad pública, el mandatario jalisciense reconoció que su gobierno y otros aún requieren del apoyo de la Guardia Nacional para hacer frente a la delincuencia organizada.

“Es necesario el Ejército en esta tarea. En la lucha contra la delincuencia organizada, pensar que los gobiernos locales tienen la capacidad para enfrentar este reto es un gravísimo error”, admitió.

Sin embargo, dijo que la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles no debe darse sin que a la par se fortalezcan las capacidades de las policías locales.

“Creo que ese es un grave error, porque cuando se dijo que se quedó el proyecto de la Guardia Nacional, se dijo que se iba a trabajar en el fortalecimiento de policías municipales y estatales, y no se ha hecho nada por parte de la Federación”, acusó.