Aeroméxico se hunde 52 por ciento en Bolsa tras anuncio ligado a su reestructura

La empresa dijo que una firma no relacionada con la emisora está en trámites para realizar una Oferta Pública de Adquisición de Acciones.

Las acciones de Aeroméxico en la Bolsa Mexicana de Valores se desplomaron 52 por ciento al cierre de este jueves, luego de que anunciara por la mañana que una firma no relacionada con la emisora está en trámites para realizar una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA).

A los tenedores de títulos de Aeroméxico se les ofrecerá un centavo por acción antes de que la empresa salga de los procedimientos de reestructuración del Capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos.

La empresa informó en un comunicado que el tercero, no identificado, iniciará una oferta pública voluntaria para dar a los accionistas existentes la opción de retirarse del capital social antes de que las nuevas contribuciones para pagar la salida del Capítulo 11 “diluyan sustancialmente las acciones actuales”.

El mayor accionista de la aerolínea, Delta Air Lines, no participará en la oferta. Eso significa que se podría adquirir hasta un 49 por ciento de las acciones antes de la disolución, lo que representará menos del 0.01 por ciento del total de acciones una vez que entre en vigencia el plan de reestructuración, según el comunicado. La oferta se pagará con fondos del postor, en coordinación con Aeroméxico.

A principios de este mes, la aerolínea obtuvo un permiso judicial para enviar su plan de reestructuración a los acreedores para su votación, un paso clave antes de buscar la aprobación final del tribunal para salir de bancarrota. La audiencia de confirmación se fijó para el 18 de enero.

Una vez que la aerolínea salga de la protección por bancarrota, un grupo de accionistas mexicanos estratégicos poseerá el 4.1 por ciento de la compañía. Apollo Global Management, que lideró el financiamiento del deudor en posesión, mantendrá una participación de 22.38 por ciento, mientras que Delta tendrá 20 por ciento. Las acciones restantes se distribuirán entre nuevos inversionistas y acreedores.